Comer en Viena: Desayunos, comidas, café y té

DESAYUNAR EN VIENA:

Bien conocidos son los “Cafés de Viena”. Son cateferías con solera donde se puede desayunar y almorzar (brunch, como dice la gente moderna) o comer (y también los hay que están abiertos todo el día).

· Normalmente hay diferentes desayunos, en los que puedes elegir entre diferentes tipos de café, té o chocolate, y que se diferencian por el acompañamiento: desayuno pequeño con panecillo y mermelada; vienés con panecillo, jamón cocido y queso; grande con lo mismo y huevo pasado por agua y más cosas, etc, etc.

· Yo recomiendo el Café Schwarzenberg, muy de época y con un personal muy atento (y no pesados; que en Austria en los bares normalmente te acosan). Tiene terracita y su Apfelstrudel (tarta de manzana) es la mejor que he probado nunca.
Si desayunáis, podéis optar por los desayunos de carta, o pedir por separado el café (que hay multitud y estás muy ricos) o el té, y la porción de tarta o lo que os apetezca.

· En el mercado Naschmarkt también hay algún Café y restaurante, pero no los recomiendo demasiado. Son caros y lentos, y suelen estar llenos de turistas.

¤ Café: El café en Austria.. Hay de todo: En Cafés como el Schwarzenberg son un gustazo, pero no esperéis que en todos los sitios haya buen café. Dos cosas he dedecir primero: 1) Siempre sirven el café junto a un vaso de agua; 2) Si quieres leche (Milch), hay que especificar, porque normalmente echan nata (Obers). Otras veces simplemente puedes pedir a parte, y 1) Te traen una teterita de leche, o 2) Te traen pequeños envases de leche para café.

· Sigamos. Para los bebedores de café con leche, aquí el término no existe y muchas veces, si lo pides, no saben a lo que te refieres (sería Kaffee mit Milch): Tienen latte, melange y macchiato. A parte, los típicos capuccino, negro pequeño (kleiner schwarzer)  o grande (grosser schwarzer), o largo de agua (verlängerter), o en su versión “marrón” con un chorrito de nata (kleiner brauner, grosser brauner, verlängerter brauner), etc.

· Más sobre cafeterías, aquí.

· Bio-cosas: Les encanta el muesli y las cosas bio, así que en los supermercados (incluso sitios como Lidl, Penny o Aldi [nuestro Hofer]) siempre encontraréis de todo para comprar a buen precio. Las hortalizas y frutas que no son bio, suelen venir de lugares recónditos de La Tierra y  a veces no son buenos. Encontraréis bastante variedad de frutas y verduras austríacas en los mercadillos (a veces muy caro, depende de donde) (¡Calabaza y calabacines! ¡Ruibarbo a montones!). Son amantes de todo lo que sea de su tierra, y defensores de los derechos de los animales, el medio ambiente y de no usar bolsas de plástico. Eso sí, fuman como carreteros, ironías de la vida.

¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤       ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤       ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤       ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤ ¤

COMER EN VIENA:

· Restaurantes: Hay de todo. Tradicionales (Gasthaus), italianos (franquicias a precio asequible como Vapiano, con pasta y pizza), turcos, sushi’s, mercadillos con sus bancos típicos.. Lo que queráis.

· Puestos: Yendo por la calle es muy común encontrar quioscos de comida, de salchichas, kebab..

· Las comidas: En las comidas, los austríacos suelen pedir un plato y nada más (una sopa, un codillo, lo que sea. Incluso lo que para nosotros es “postre”, como una porción de strudel, para ellos puede ser un plato único). Sin embargo, en las comidas formales, la sopa o crema es un primer plato típico. Después el segundo plato sería el principal, y después el postre (jamás he visto “fruta del tiempo” para el postre). También suele haber menús del día para entre semana.

· El pan: Lo echaréis de menos, especialmente si vais a comer codillo. De por sí, no lo váis a ver en los restaurantes. Normalmente sólo se usa para acompañar con la ensalada o con la sopa. Si queréis comprar, hay en los supermercados y en las Panaderías (Bäckerei), aunque si buscáis pan blanco, sólo encontraréis de molde y alguna baghette cara. Lo normal son los panes con cosas (aceitunas, nueces, semillas..), pan negro, etc. También están lo que creo que en España llamamos “vieneses”, que aquí son los panecillos más sencillos, llamados “Semmerl”, y que la gente compra a montones. Para un bocadillo son perfectos, aunque pequeños. En los supermercados los pueden encontrar por 15 céntimos, y en las panaderías por unos 30 céntimos.

· Los bocatas: Si queréis algo rápido y no queréis un kebab o unos tallarines, podéis compraros un panini, un pan de ajo o bocata en una panadería. No todas tienen, pero a veces podéis encontrar. Suelen llamarlo ciabatta, y llevan lechuga, mozarella, berenjena.. Unos 3€ y pico. Incluso os podéis comprar un bocata de Schnitzel (más abajo en su sección).

· El pescados: En general, mejor no. El pescado que encontraréis en las cartas, si es que lo encontráis, no será un plato tradicional seguramente, sino adaptaciones de lo que pueden hacer con el poco pescado que utilizan. No digo que vaya a ser malo, ni mucho menos, pero es un bicho que ni abunda ni se puede encontrar fácilmente (A parte de salmón y arenques, poco más). Algo que sí que he visto en ocasiones (en alguna feria y algún puesto callejero de fin de semana) y aún no me he atrevido a probar, son los arenques enteros hechos a la brasa. Si los probáis, me decís.

· Tafelspitz: Parece que no tiene ná en especial, pero está muy bueno. Uno de los platos más típicos de Viena. Es un filete de ternera servido con caldo y verduras cocidas. Así de simple y así de rico. Yo lo he probado en Salm Bräu, y me quedé entusiasmada.

· Knödeln: Las albóndigas de pan. Sí, suena un poco raro. Hay a quien le gustan y a quién no le gustan. En mi caso, son una de mis comidas favoritas. Pueden ser sólo de pan, con diferentes especias o añadidos, o rellenas con carne; y las podéis encontrar como acompañamiento o como plato principal.

· Sopas: Sopas y cremas son un típico. Bien sabrosas y contundentes, perfectas para los días de frío. No las suelo tomar mucho porque les meten mucha mantequilla. Aquí le meten mantequilla, aceite vegetal y nata a todo, y normalmente no escurren lo frito como hacemos nosotros. Véase por ejemplo el siguiente plato:

· Spätzle: Otra de las maravillas de Austria. Si te apetece pasta pero no quieres ir a un italiano, te aconsejo un buen plato de pasta al huevo Spätzle (mi variedad favorita son los de espinacas, Spinatspätzle), o más bien debería decir “una sartén de Spätzle”. Lo normal (aunque también te lo pueden servir en plato, según el restaurante) es: Cuecen la pasta y la añaden a la sartén del sofrito, y todo ello va al horno. De ahí directamente a tu mesa. Por supuesto hay variedad de denominaciones según la zona, así que también los he visto llamados como Nockerln, como estos de tocino (Speck).

· Schnitzel: El plato más conocido, un filete empanado. Si es bueno, da gusto. Se puede encontrar en multitud de calidades y precios, y hasta en bocata.

· Para después de comer, se puede encontrar alguna tetería acogedora como Haas&Haas (al lado de la catedral), aquí con nuestros tés estupendos, al lado de la Catedral., pero os explico un poco más sobre bebidas en.. Qué beber en Austria.

Anuncios

Acerca de ardillamontaraz

Español/English Las aventuras y los viajes de la Ardilla Montaraz ~Adventures and trips of a wild squirrel La despensa de la Ardilla Montaraz ~Larder of a wild squirrel
Esta entrada fue publicada en Otros. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Comer en Viena: Desayunos, comidas, café y té

  1. Pingback: Viena: Recomendaciones | Las aventuras y los viajes de la Ardilla Montaraz

  2. Pingback: Qué beber en Austria | La despensa de la Ardilla Montaraz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s